Escoliosis: ¿cómo reconocerlo?

Escoliosis: ¿cómo reconocerlo?Una mala postura o una mochila pesada puede causar escoliosis? Es hereditario? ¿Se puede curar? Estas y muchas escoliosis otras son las preguntas que las madres pregunte viendo a sus hijos.

Primero de todo: ¿qué se entiende por la escoliosis?

“La escoliosis es una curvatura de la columna vertebral, a la que también corresponde a una rotación de la vértebra, una deformidad que puede involucrar a todas las estructuras del cuerpo relacionado con él, directa o indirectamente, como por ejemplo las costillas, los músculos, los hombros, la clavícula, la escápula. Es una deformidad escoliosis que puede ser rasgos heredados. El tratamiento depende del tipo de curva: dentro de los 20°, no se ejecuta ningún tipo de tratamiento, pero sólo un cheque en el tiempo hasta el final de crecimiento de los huesos, y la eventual terapia física. Dentro de los 40°, es tratada con la adecuada corsé, mientras que más de 40° debe ser evaluado para una posible intervención quirúrgica”, explica el doctor. María Petruzzi, especialista en Ortopedia y traumatología, cirugía, Cirujano de la Columna vertebral que lleva a cabo sus actividades en la Clínica ambulatoria de la Escoliosis de la Humanitas Mater Domini.

¿Cuáles son las campanas de alarma a tener en cuenta?
Un hombro más bajo que el otro
Un pezón o un pecho más alto que el otro
Una clavícula más destacado de los demás
Un lado más alto que el otro
Una pelvis que se hace girar con un lado más destacado de los demás
Un espacio en el lado del brazo más pequeño que el otro

Los pliegues de la piel diferente entre la derecha y la izquierda del busto
Típico de la escoliosis es la llamada “joroba de búfalo”, un tipo de protagonismo que se pone en los aspectos más destacados en la zona torácica o lumbar de la columna vertebral, a la derecha o a la izquierda, cuando se dobla el torso hacia adelante.

Cómo distinguirla de la actitud scoliotico?

“De todos los aspectos clínicos que hemos descrito, podemos cumplir con ellos también en una actitud scoliotico, la cual difiere de la escoliosis por la ausencia de rotación vertebral, por la ausencia de deterioro de la curva y a la regresión espontánea de la curva. Una actitud scoliotico, entonces, puede ser causada por una postura incorrecta, por el uso de bolsas y mochilas pesadas o no, de indeseables hábitos que conducen a deformidades en editable con la atención cuidadosa que la parte de atrás de fisioterapia con el control postural. También una extremidad inferior más corta que la otra, puede crear una curva en la columna vertebral, pero que escoliosis desaparece con el aumento adecuado, si se considera necesario”, concluye el especialista.Entonces, queridas madres, prestamos atención a nuestros hijos y, en caso de duda, el consejo es consultar a un médico especialista en la escoliosis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *